Iglesia de la Natividad de San Juan Bautista

 
 
 ImprimirEnviar a un amigo
 

Navacepeda de Tormes (San Juan de Gredos) :: Iglesia de la Natividad de San Juan Bautista
Municipio: San Juan de Gredos
(Valle del Tormes/Sierra de Gredos)
Es una iglesia de tres naves con pórtico meridional, cabecera única y torre a poniente.

Fabrica renacentista de buena cantería, cuenta con una puerta de ingreso en el lado de la Epístola, es en arco de medio punto de piedra dovelado.
Descripciテウn ampliada
Le precede un bello pórtico compuesto por triple arcada de escárzanos en piedra sobre columnas toscanas en el frente y arcos de medio punto laterales.

En el lienzo septentrional se abre otra puerta en arco de piedra dovelado de medio punto, comunica con un trastero.

Al pie del templo se levanta las torres, de planta rectangular se remata con antepecho y decoración de pirámides y bolas.

En el cuerpo bajo se abre una sencilla puerta de poca luz en arco de piedra de medio punto dovelado, comunica esta con la escalera de caracol de piedra que accede al cuerpo del campanario.

Junto a esta puerta sé orada otra, hoy cegada, de similares características a las anteriores, y con decoración de bolas a modo de capitel, le orada un pequeño vano que ilumina la capilla del baptisterio.

Destaca la cabecera orientada compuesta por un tramo recto y remate de tres paños con testero recto. Tiene contrafuertes y cornisa de bolas decorativas.

Al interior forma tres naves con formeros de medio punto que apoyan sobre columnas de piedra de tipo toscano.

Se cubre con armadura de madera de par y nudillo con tirantes y con faldones laterales.

Al pie una sencilla capilla aloja la pila bautismal, y tres columnas toscanas de piedra soportan el alfarje del coro.

El templo muestra sus muros de cantería con arcos horadados, y típica decoración de bolas abulenses en los que ocupan los frontispicios de las naves laterales.

Comunica el cuerpo de naves con la cabecera única, a través del arco triunfal de piedra de medio punto y recorrido por motivo de bolas.

La cabecera cubre su tramo recto con bóveda estrellada sobre mensulas, abriéndose en abanico en el remate.

PRESBITERIO

Con planta adaptada al remate de la cabecera, se encuentra el retablo mayor de la iglesia. Es fabrica de madera dorada que consta de un banco bajo decorado con espejos y cartelas, y dos pisos de tres calles, mas desarrollado el cuerpo bajo, con guardapolvos. Columnas de capitel corintio y fuste entorchado marcan la diferencia de calles de esta pieza que remata sus calles laterales en arco de medio punto y frontón semicircular con relieve de Padre Eterno la central. La calle central del cuerpo bajo se abre en una hornacina de gran luz que acoge un edículo de madera dorada muy desarrollado con columnas salomónicas.

Sobre el un cuerpo con columnas entorchadas tiene la hornacina central que acoge al santo titular, San Juan Bautista. Es una talla barroca policromada y estofada con repinte en las carnaciones, lleva bastón y un libro con cordero sobre el. La hornacinas laterales veneradas de este cuerpo, están ocupadas por las tallas barrocas policromadas y estofadas de San José con el Niño mutilado, que no le corresponde, y Santa Teresa de Jesús con pluma y libro a izquierda y derechas respectivamente y sobre peanas voladas. En el cuerpo alto, la hornacina central es rectangular con cortinajes y fondo de pintura de Jerusalén. Acoge la talla policromada de Cristo crucificado, muerto, de tres clavos y rostro inclinado sobre el hombro derecho. Las laterales se decoran con tallas policromadas barrocas de santos con hábito. A plomo sobre las columnas de los extremos se sitúan dos tallas policromadas de profetas y figuras humanas recostadas flanquean la calle central del cuerpo alto.

Ocupa también este espacio una pila de agua de piedra formada por pie columnado sobre pedestal y copa con gallones de bulto. En el lienzo norte de la cabecera se orada un pequeño espacio enrejado entre pilastras jónicas con plinto y remate con bolas. Se atesora aquí la talla policromada de una Virgen con Niño, venerada como la Virgen de la Antigua, patrona del pueblo. Es del tipo de Virgen sedente, con túnica roja y manto azul con cenefa dorada y con fruta o bola en la diestra. Sienta sobre su rodilla izquierda al Niño, que viste de castaño y porta un libro en la siniestra, faltándole la mano derecha. Responde a la topología de Virgen románica del siglo XII. Se guarda vestida y con corona de plata.

NAVE EPISTOLA

La escultura de bulto que decora esta nave es: Una talla policromada repintada de Virgen del Rosario con Niño, es de túnica verde y manto azul estrellado con el Niño sentado sobre su brazo izquierdo en actitud bendicente y portando bola. Descansa esta pieza barroca sobre una peana de madera dorada que no le corresponde, esta situada en el frontispicio de la nave.

De gran valor y marcado patetismo es la talla renacentista policromada de Cristo crucificado. Es de tres clavos, anatomía enjuta con rostro desencajado por el dolor, corona de espinas tallada y perizoma corto, pegado y con nudo muy desarrollado.

También en esta nave se encuentra una pila de agua bendita en piedra. Esta formada por un pedículo columnado, al que se ha añadido una copa octogonal proveniente de otra pieza y restos de un Crucificado en piedra de un crucero.

NAVE EVANGELIO

Tres tallas policromadas barrocas decoran esta nave septentrional. El frontispicio luce la imagen de un San Juan Bautista, con paño corto anudado a la cintura, al que le faltarían sus atributos icnográficos. Gran belleza y gracilidad de movimiento presenta la imagen de San Sebastián martirizado, es una pieza de factura muy buena y repintada. Y por ultimo la figura de Santa Ana, de gran volumétrica, libro cerrado en la mano izquierda y túnica estofada con repinte.

CAPILLA BAPTISTERIO

Se encuentra aquí la pila bautismal en piedra de copa semiesférica lisa, pie y base con motivos triangulares.
Otros datos de interテゥs
LEYENDA DE LA MANO DEL OSO

La mano de un oso pardo de la Sierra de Gredos lleva clavada en la puerta de la iglesia de Navacepeda de Tormes (Ávila) desde hace unos 400 años, según los datos de la datación con carbono 14 que aparecen en un estudio publicado en la revista Molecular Ecology.

En el trabajo, en el que han participado científicos del Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos dirigido por Juan Luis Arsuaga, se detallan las dataciones y los análisis de ADN mitocondrial de muestras de osos europeos de hasta 18.000 años.

El estudio se centra en demostrar que durante las glaciaciones hubo un flujo continuo de genes en las distintas poblaciones de osos del sur de Europa, pero incluye datos de ejemplares más recientes como el de Gredos.

La datación con carbono 14 indica con un margen de error de 40 años, que la garra tiene una antigüedad aproximada de 350 años antes del "presente", una fecha que se establece en 1950 por convenio.

La última cita conocida hasta ahora de osos pardos en el Sistema Central la recoge el historiador Gonzalo Argote de Molina en el "Discurso sobre la montería" de 1582, donde narra como siendo príncipe Felipe II, -y por tanto en fecha anterior a su coronación en 1556-, el monarca mató un oso "de un arcabuzazo" en las proximidades de El Monte de El Pardo, en Madrid.

La datación de la mano de oso de Navacepeda se aproxima a esas fechas, por lo que es probable que el ejemplar al que perteneció pudiera haber sido uno de los últimos osos del Sistema Central.

En la colección de tejidos y ADN del Museo Nacional de Ciencias Naturales también se conserva una muestra de esta garra. En el estudio se menciona además que la actividad humana a lo largo de la Historia ha condicionado la distribución actual de los osos pardos en Europa.

En el Libro de Montería de Alfonso XI, escrito a mediados del siglo XIV, se indica que las gargantas de Gredos "son un buen monte de oso en verano" y se citan algunos lugares cercanos a Navacepeda, donde existen además algunos topónimos que hacen referencia a los osos, como Polvoroso, Fuente la Osa o Raigoso.

Se da también la circunstancia de que el premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway menciona una mano de oso en su novela "Por quién doblan las campanas", donde uno de los personajes, Anselmo, comenta: "En la puerta de la iglesia de mi pueblo había una pata de oso que maté yo en primavera".

Hemingway visitó la Sierra de Gredos durante el mes de junio de 1931 y es probable que supiera de la garra, ya que en una carta dirigida a su amigo John Dos Passos señala, entre otros detalles, la presencia de cabras salvajes en estas montañas, así como truchas, lobos y "una garra de oso clavada en la puerta de la iglesia".

Hasta el momento no se ha encontrado ningún documento escrito que informe sobre la historia de esta mano, que recientemente los vecinos han protegido con una placa de metacrilato.
Fotos
Tours Virtuales
Iglesia de la Natividad de San Juan Bautista
Iglesia de la Natividad de San Juan Bautista (Cabildo)
Iglesia de la Natividad de San Juan Bautista (Vista lateral)
En caso de no ver correctamente el tour virtual descargue el plugin Java
 
volver
 
 
Gif App TurismoAyuntamiento de テ」ilaPlan de Competitividad Turismo Activo Sierra de Gredos Valle de Iruelas (PCTA Gredos-Iruelas)Time PymePOCTEPDiputaciテウn Provincial de テ」ila