Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

 
 
 ImprimirEnviar a un amigo
 

El Barraco :: Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Dirección: C/ Santa Teresa, 107
C.P.: 05110
Municipio: El Barraco
(Valle del Alberche y Tierra de Pinares)
Nos encontramos, sin duda, con la construcción más notable y grandiosa de la localidad. Realizada a principios del siglo XVI, y orientada hacia el este, como símbolo de luz. Está toda ella edificada en piedra de granito, la materia prima de la zona, y labrada en sillería.
Descripción ampliada
Tiene tres entradas rematadas en arco redondo, que están situadas a los laterales de las naves secundarias, y la tercera a los pies de la nave central, muy próxima a la torre del campanario, todas ellas decoradas austeramente con bolas.

Las tres naves rectangulares están separadas entre sí por arcos de medio punto, con nervios cruzados en sus jarjamentos y pilares góticos. La nave central se cubre con armadura morisca muy sencilla, y a sus pies se encuentra el tímpano que ilumina el coro alta y nave central.

La capilla es cuadrada, con bóveda de crucería ojival. En el testero de la misma se encuentra ubicado el retablo mayor dedicado a la Asunción de Nuestra Señora. Dicha capilla se ilumina con dos grandes ventanales, cubiertos a su vez con originales vidrieras.

A los pies de las naves se encuentra la torre del campanario, de gran altura, también guarnecida con bolas en sus arquivoltas, a la que se accede por una escalera interior de caracol, y desde donde se puede contemplar una vista panorámica del pueblo. Anteriormente sirvió como medio de comunicación, puesto de alerta y vigilancia y también reloj, el cual marcaba los tiempos de la oración.

El Retablo Mayor es definido por Jesús Mª. Parrado del Olmo, en su Tesis Doctoral “Los Escultores seguidores de Berruguete en Ávila”, como "la mejor obra en escultura policromada de toda la escuela abulense", que fundara Vasco de la Zarza.

Fue realizado a mediados del siglo XVI, después de una larga y compleja historia por parte de los escultores encargados de ejecutarle, Juan Rodríguez, Pedro de Salamanca y Lucas Giraldo. Ya que pleito que mantenían desde 1543, debió solventarse unos años más tarde con la muerte de Juan Rodríguez, y un entendimiento entre los segundos, que debían realizarlo conjuntamente, incluyendo un tercio de su ejecución para Isidro Villoldo, que había firmado un contrato de compañía con Giraldo.

En 1547, cuando probablemente aún no habían comenzado los trabajos, Lucas Giraldo cedió su tercio a Pedro de Salamanca, que disponía de dos partes, mientras que Villoldo mantenía la suya. No disponemos de más noticias hasta 1560, cuando Pedro de Salamanca arrienda la mitad de los frutos de la iglesia de El Barraco a un mercader de Ávila, derecho que Salamanca había obtenido sobre los frutos de los años 1559 a 1564, como pago de las obras del retablo. Obras que quedaron interrumpidas en 1562 al quejarse la iglesia de su labor, y que se demoraron hasta 1567, cuando se encontraba definitivamente acabado.

El trazado del mismo realizado según Parrado por Isidro de Villoldo, entorno a 1547, fecha de la contratación definitiva, consta de un banco o predela, situado en la zona baja, cuatro cuerpos y ático. Se distribuye verticalmente en tres calles, dos entrecalles flanqueando la central y unos apoyos o pulseras laterales, a modo de contrafuertes, para los que se usan pilares abalaustrados que abarcan los tres cuerpos superiores.

La iconografía en su estado original, llevaba relieves de Evangelistas, Profetas, Martirio de San Juan Bautista y Bautismo de Cristo. En el primer cuerpo monumental, Custodia de dos cuerpos y esculturas de San Juan Bautista, San Jerónimo, dos Apóstoles, San Sebastián y San Juan Evangelista, relieves de la Anunciación y Adoración de los Pastores.

En el segundo cuerpo, relieves con la Circuncisión, Epifanía y esculturas de Apóstoles, Santas Mártires y Virgen Sedante con el Niño, San Juanito y un Ángel, cuya composición era similar a la usada en cuerpos superiores, lienzos con los temas: Transfiguración, Resurrección, Pentecostés y Aparición de la Virgen a San Bernardo, escultura de los cuatro Padres de la Iglesia y Asunción. En el ático Iglesia, Sinagoga, Calvario y Padre Eterno, con bustos de Profetas en los laterales del mismo.

En dos ojos de buey ovalados también llamados medallones, asoman las cabezas de San Pedro y San Pablo, obra de Villoldo.

La decoración del retablo también precisó de varias etapas para su ejecución, desde el montaje de la parte escultórica finalizado en 1567, la instalación de los lienzos a principios del siglo XVII, y finalmente algunos trabajos de policromía realizados en 1766.

Sin embargo, el estado de deterioro que presentaba después de tantos años de existencia y avatares de la historia, hacía necesaria una restauración urgente y digna. Por ese motivo se unieron en un esfuerzo común, el Ayuntamiento y la Parroquia, para lograr su conservación, que finalmente dió su fruto.

En el mes de febrero de 2004 finalizaron los trabajos de restauración a los que había sido sometido, cofinanciados por la Dirección General de Patrimonio y Promoción Cultural de la Junta de Castilla y León, y los Fondos de la Unión Europea (F.S.E.) que aportaron un 40 y 60 % respectivamente, del total del presupuesto. La mercantil Artelan Restauración, S.L., fue la encargada de ejecución de las obras que tuvieron un importe de 259.110 euros.
Indicaciones de la ruta
Desde: Hasta:
Fotos
Tours Virtuales
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Parte 1)
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Parte 2)
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Parte 3)
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Parte 4)
En caso de no ver correctamente el tour virtual descargue el plugin Java
 
volver
 
 
Gif App TurismoAyuntamiento de ÁvilaPlan de Competitividad Turismo Activo Sierra de Gredos Valle de Iruelas (PCTA Gredos-Iruelas)Time PymePOCTEPDiputación Provincial de Ávila