Buscador de Municipios

 
Solana de Ávila
 
 ImprimirEnviar a un amigo
 

Solana de Ávila :: Ayuntamiento
Comarca: Valle del Tormes / Sierra de Gredos
Extensión: 68 km2
Habitantes: 149
Altitud: 1146 m.
Dist. a Ávila: 88 km.
Gentilicio: Solanero
Dir.: Plaza del Cotanillo, 1 C.P.:05621
Tel.: 920342701
Visita nuestra web Visita nuestra web
Ávila Azul
 
Consumo energético bruto MWh/hab-año: 16,66
Emisiones brutas de CO2 t CO2 eq/año-hab: 6,05
Producción de energías renovables MWh/año-hab: 0,00
Emisiones netas de CO2. kgCO2/hab-año: 6,05
Está situado en el suroeste de la provincia de Ávila, entre el río Aravalle y las cumbres de la Sierra de Béjar y de sus estribaciones de levante.

En las laderas, cubiertas de escobas, castaños, robledales y vegetación de ribera, en medio de huertas, huertos y prados ganados al bosque y al monte, aparecen los pueblos: La Zarza, Solana, Las Casas del rey, Los Narros, Los Mazalinos, El Tremedal, Las Casas de la Sierra, Los Cerrudos, La Serranía y Santa Lucía de La Sierra.

En 1976 se unieron para formar un único municipio, Solana de Ávila que dista 88 km de Ávila y 201 km de Madrid.
Descripción ampliada
El Aravalle es tierra divisoria entre Castilla y Extremadura.

En 1193 Alfonso VIII establecía de forma oficial los límites civiles y eclesiásticos entre los alfoces y obispados de Ávila y Plasencia en la divisoria de aguas entre el Aravalle y el Jerte.

En 1209 el mismo rey fija del mismo modo los límites entre Ávila y el nuevo concejo de Béjar. Por eso, los pueblos de La Zarza, Solana, Mazalinos y El Tremedal formaron desde sus orígenes parte de la tierra de Béjar y de la diócesis de Plasencia y dependieron hasta el siglo XIX del duque de Béjar y hasta el año 1959 del obispo de Plasencia.

Entre el río y las cumbres se extiende un bosque de robles y castaños y a mayor altitud buenos pastos de verano.

Ganando terreno al bosque nacieron los pueblos. Aún se pueden rastrear las huellas de su urbanismo tradicional. Se trata básicamente de un poblamiento concentrado en pequeños núcleos en que se agrupan varios tipos de edificios: viviendas, casas de ganado con puertas carreteras de madera y bujarda en el “payo” por la que meter el heno, “casillas” donde se encierra el ganado pero no el carro -de puertas más estrechas y con bujarda o no-, “casillos” donde se cierran el burro y las cabras y las gallinas, y “teñas” o tinadas.

Todo parece indicar que originariamente estos pueblos tuvieron una estructura alveolar: unos cuantos edificios de diferente uso -casi todos viviendas- se adosaban unos a otros formando una especie de corona en torno a un espacio central con entrada comunal, en forma de alveolo -un corral-, desde el que todos ellos, incluido también algún pequeño huerto si lo había, tenían su acceso.

Los pueblos crecieron por agregación de núcleos alveolares. Sobre esa estructura básica se fue superponiendo una estructura de calles que facilitaba la comunicación en el pueblo y con el exterior y que fue desdibujando las estructuras alveolares, a pesar de lo cual aún se pueden observar en algunas localidades.
Dónde dormir
Interior Patio Chico
Casa Rural Patio Chico
 Casa Rural en un pueblecito de 4 habitantes en la Sierra de Gredos. En un entorno de castaños y robles para PAREJAS que buscan TRANQUILIDAD y DISFRUTAR DE LA NATURALEZA.
ver más
Arte y Cultura
Arte y cultura
 
La iglesia de San Bartolomé, en Solana de Ávila

La iglesia de San Bartolomé, en Solana de Ávila, construida en granito en el siglo XVI y remodelada en el siglo XVIII, presenta cabecera rectangular, con sacristía adosada al presbiterio, y cuerpo de una sola nave dividida en tres tramos por dos grandes arcos diafragma.

En el segundo tramo, se abre la puerta de acceso, orientada al mediodía y protegida por su pórtico soportado por pilares; en el tercer tramo se encuentra la tribuna de madera por la que se accede a la torre, adosada a los pies.

Cabecera y cuerpo de la iglesia están cubiertas con armadura de madera.

La torre, de sillería, tiene tres cuerpos separados por cornisas: en el superior se encuentra el campanario y en el inferior el baptisterio, al que se accede desde el interior del templo.

En el interior destacan sus retablos barrocos, el retablo mayor, en cuya calle central se encuentra la imagen de San Bartolomé, y dos retablos en la nave, a ambos lados del arco toral, uno con la imagen de la Virgen del Rosario y otro con un Crucificado.

La ermita de Nuestra Señora de la Nueva, en Solana de Ávila

La ermita de Nuestra Señora de la Nueva está situada en un hermoso paraje entre los pueblos de Solana y La Zarza, en un prado cercado con paredes de piedra en el que se puede disfrutar de la sombra de pinos, tilos y chopos.

Construida en el siglo XV, tiene una sola nave, una sacristía adosada y un ábside semicircular en cuyo interior se encuentran el altar mayor y el camarín de la virgen.

Se accede por una portada abierta a los pies, con arco de medio punto que luce en los capiteles de las jambas que lo soportan adornos de flor de lis.

La imagen es una talla de madera policromada, gótica, del siglo XV, que aparece de pie sosteniendo al niño en el brazo izquierdo.

La fiesta, que se celebra el día 15 de agosto, reúne en el recinto de la ermita a los feligreses de los pueblos de Solana, La Zarza y Los Mazalinos. Hay misa, en que se canta el “ramo”, como en otros pueblos de la Sierra, subasta de banzos y procesión alrededor de la ermita. La imagen, que había sido llevada el día de la víspera, permanece en la ermita hasta el domingo de Resurrección, día en que, por la mañana, regresa a la iglesia parroquial de Solana tras encontrarse a la entrada del pueblo con Cristo resucitado.

La advocación de la Virgen de la Nueva está relacionada con la leyenda de la Vega del Espinar

La Vega del Escobar está situada en el centro del valle, formada por una gran aglomeración de cantos rodados.

Según viejas tradiciones, en tiempos de la Reconquista, en el siglo X, las huestes del rey leonés Ramiro II establecieron una dura batalla contra los musulmanes, que pusieron en graves aprietos a los combatientes cristianos.

Todos están de acuerdo que la batalla fue sangrienta y que ganaron los cristianos. Las leyendas difieren al explicar por qué consiguieron la victoria.

Unas la atribuyen a una estratagema: como los cristianos eran rechazados una y otra vez por los sarracenos, idearon la estratagema, utilizada ya por los cartagineses, de atar una teas a los cuernos de las vacas que pastaban en estas tierras y por la noche encender las teas y azuzar las vacas hacia el campamento de los enemigos, dando grandes voces y haciendo mucho ruido para hacer creer a los árabes que eran atacados por una numerosa tropa cristiana. La estratagema tuvo éxito, las vacas arrasaron el campamento, pasaron el puerto, se dispersaron y al día siguiente volvieron con la querencia a sus lugares de pasto. La expresión “ya tornan las vacas”, que pronunciaron los vencedores, daría después nombre al puerto de montaña y a la población más cercana del valle del Jerte. Otras atribuyen la victoria a la intervención del apóstol Santiago que, montado en su caballo, apareció luchando al frente de las tropas cristianos lo que ha llevado a dar a esta batalla el nombre de “El Clavijo Abulense”. Según tales leyendas, el caballo bajó del cielo en las Chorreras de la laguna de Solana, dejando marcadas en las lanchas de granito las huellas de sus pezuñas y marchando desde allí a derrotar a los musulmanes. En su honor, el pueblo en que se inicia la Vega del Espinar se llama Santiago de Aravalle, su iglesia está dedicada al apóstol Santiago y en el retablo de su altar mayor se encuentra una imagen de Santiago Matamoros. Sería la Virgen quien diera la noticia de victoria tan milagrosa a los adalides cristianos y, por eso, decidieron construir en el lugar donde se encontraban acampados una ermita a la Virgen de la Nueva (la buena noticia) a cuya imagen veneran los pueblos de Solana, La Zarza y Los Mazalinos.

En todo caso, la batalla fue dura y cruel y murieron muchos cristianos y muchos sarracenos. Para que nunca se olvidara el horror de las guerras la Virgen maldijo aquel lugar, donde se vertió tanta sangre, y convirtió la vega en una llanura yerma en que nunca crecería ya más que algunas escobas y un poco de hierba para alimentar a las pacíficas ovejas.

Elementos singulares: tumba paleocristiana, estela sepulcral y escudo del duque de Béjar, en Solana de Ávila

Una tumba paleocristiana, reutilizada como pilón en una fuente, y una estela que adorna el hastial de una vivienda particular, son testigos de la antigüedad del poblamiento. Sobre la puerta de acceso al ayuntamiento, luce el escudo de la Casa del Ducado de Béjar de cuyo señorío formaron parte estos pueblos hasta el siglo XIX.

La Cruz Serenita, de piedra, sobre un canchal, en el camino del monte de Solana, preside el pueblo y el Aravalle.

La Central Hidroeléctrica del Chorro

Un camino asfaltado, que sale de la carretera provincial que va a La Zarza, entra en la Sierra de Béjar y acaba en la central hidroeléctrica del Chorro, creada en 1917 por Hidroeléctrica Navarra para aprovechar el salto de agua que baja de la sierra. El agua utilizada en la central hidroeléctrica es recogida en un canal que la conduce a un estanque construido a media ladera desde el que es conducida de nuevo a través de una tubería metálica para mover las turbinas de la central hidroeléctrica de El Zaburdón. El agua así utilizada es recogida por otro canal que, manteniendo la curva de nivel, la conducirá hasta las inmediaciones del pueblo para que pueda servir para regar en verano sus huertas, durante el día, y sus prados durante la noche.

De la central del Chorro sale una trocha que, durante un trecho, corre paralela a la tubería por la que baja el agua empleada para mover las turbinas de la central hidroeléctrica. Después se dirige a las Chorreras, una gran lancha de granito por donde baja el agua formando las llamadas pisadas del caballo de Santiago y por donde dicha trocha va zigzagueando para facilitar la subida y la bajada.

La trocha conduce a la laguna del Duque, llamada así por pertenecer en otro tiempo al duque de Béjar, una laguna natural en tiempos no muy lejanos rica en truchas. En la segunda década del siglo XX se construyó la presa que incrementó considerablemente su capacidad para poder generar electricidad. De dicha presa arranca la tubería metálica que conduce el agua a la central del Chorro.

La presa de la laguna “Bajera” del Trampal.

Cerca del límite con Salamanca y Cáceres, en el circo glaciar del Trampal, entre la Cuerda del Calvitero y el Canchal de la Ceja, se encuentran las lagunas de El Trampal.

Son tres lagunas de origen glaciar dispuestas en rosario sobre la garganta: la de Arriba, la de En Medio y la del Trampal propiamente dicha.

Esta, prácticamente de forma cuadrada, está recrecida por un muro de piedra construido por los habitantes del pueblo en las primeras décadas del siglo XX con el fin de almacenar y conservar agua para regar en verano.

A tal fin se construyó aguas abajo en la garganta la llamada “Regadera de La Sierra”, a la que se unirá después el canal que llega desde la central hidroeléctrica del Zaburdón, que servirán para regar en verano las huertas -patatas, judías- y los prados del pueblo.

Las casas de cantería en Los Narros

El pueblo de Los Narros tiene una fuente a la entrada y buenas casas de cantería. En sus inmediaciones se encuentra el despoblado de Santa Catalina, en el paraje llamado El Egido.

La iglesia de Santa Lucía, en Santa Lucía de la Sierra

Tiene cabecera poligonal y una sola nave dividida en tres tramos por dos arcos diafragma. Se cubre con armadura de madera de par y nudillo.

El monumento a los pastores trashumante, en El Tremedal

El Tremedal es un lugar para vivir en la naturaleza. Posiblemente fuera en su origen un conjunto de majadas o cabañas de uso temporal con espléndido acceso a los pastos comunales de la sierra.

Su existencia aparece documentada por primera vez en 1429. Hay en él un edificio en las eras que servía tanto de escuela como de iglesia.

En dichas eras se ha construido recientemente un monumento a los pastores trashumantes. A unos 5 km al oeste del pueblo, en la vertiente noroeste de la sierra del Calvitero se encuentra la laguna del Chorrito, una pequeña laguna de origen glaciar, en que nace la garganta de El Endrinal.

Fuente con pilones de piedra, en La Zarza

El pueblo de La Zarza posiblemente fuera también en su origen un conjunto de majadas o cabañas de uso temporal con espléndido acceso a los pastos comunales de la sierra.

Se conservan casas con horno, cocina y vasar en el piso superior, sin chimenea, con techo de tejavana por donde salía el humo de la lumbre. Tiene una pequeña iglesia de planta rectangular dedicada a San Juan Bautista, patrono de la localidad.

A la salida del pueblo, por el camino que va a la Sierra o al pueblo de Los Mazalinos se encuentra una fuente con pilares de piedra que se comunican entre sí y sirven de abrevadero para el ganado a la salida del pueblo camino de la sierra.
Fiestas y Tradiciones
  • Virgen de la Asunción (15 de Agosto)
  • San Bartolomé (24 de Agosto)
  • Virgen de las Nieves (5 de Agosto)
Término municipal: Pedanías y Anejos
El término municipal de Solana de Ávila está formado por los pueblos de:
  • La Zarza
  • Solana de Ávila
  • Las Casas del rey
  • Los Narros
  • Los Mazalinos
  • El Tremedal
  • Las Casas de la Sierra
  • Los Cerrudos
  • La Serranía
  • Santa Lucía de La Sierra
  Municipios   Arte y Cultura   Eventos   Gastronomía   Alojamiento   Empresa de Turismo Activo   Naturaleza
Indicaciones de la ruta
Desde: Hasta:
Fotos del municipio
Monumentos
Naturaleza
Solana de Ávila   
Tours Virtuales
Ayuntamiento
Plaza Mayor
En caso de no ver correctamente el tour virtual descargue el plugin Java
 
volver
 
 
Gif App TurismoAyuntamiento de ÁvilaPlan de Competitividad Turismo Activo Sierra de Gredos Valle de Iruelas (PCTA Gredos-Iruelas)Time PymePOCTEPDiputación Provincial de Ávila